"Para las empresas no preocuparse por el entorno, ya no es una opción" | Corresponsables.com Mexico
Cemex
ISO 26000:
 Gobernanza
Grupos de interés:
 Tercer sector

"Para las empresas no preocuparse por el entorno, ya no es una opción"

05-07-2018
Margareth Flórez, directora ejecutiva de RedEAmérica
Margareth Flórez, directora ejecutiva de RedEAmérica
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

¿Qué objetivo tiene RedEAmérica y de qué manera trabajan con las organizaciones?

RedEAmérica es una red temática. Es un espacio de dialogo, intercambio de experiencias y aprendizajes entre pares, en la medida que los más de 70 miembros de 13 países que la integran, son organizaciones empresariales que enfrentan desafíos similares y comparten sus experiencias en un escenario de confianza para crecer juntos y lograr resultados más transformadores.

Nuestra misión es cualificar y expandir la acción empresarial en la construcción de comunidades sostenibles. La Red es un canal para acelerar los procesos de aprendizaje, transformar las prácticas e impulsar nuevas soluciones con escala y mejores impactos.

Para cumplir este propósito, la Red tiene un portafolio de acciones diversas para contribuir a cualificar la práctica de sus miembros, estructurado en tres ejes: Aprendizaje, Acción colaborativa y Visibilidad.

RedEAmérica promueve comunidades sostenibles, ¿por qué una empresa debería preocuparse por su entorno?

Para las empresas no preocuparse por el entorno, ya no es una opción. En América Latina y el Caribe, las empresas actúan en contextos sociales, económicos y políticos con grandes desafíos, y saben que estas circunstancias afectan a largo plazo, la competitividad y perdurabilidad de sus negocios. Así mismo, las legislaciones, los estandares, los consumidores, los inversionistas y una sociedad cada vez más desconfiada, mejor informada y consciente de sus derechos dan señales a las empresas sobre su rol de correponsable en la contrucción del desarrollo sostenible de los territorios y comunidades, donde actúan.

Estamos presenciando un gran cambio en la manera de entender la interdependencia entre empresas y sociedad. Las empresas impactan positiva y negativamente los territorios y comunidades donde actúan. A la vez, los territorios y comunidades no son solo el lugar donde están los factores de producción, son también escenarios donde operan regulaciones, normas sociales, paradigmas culturales que influyen en las empresas.

Las empresas necesitan de comunidades sostenibles para prosperar y las comunidades para ser sostenibles necesitan de empresas responsables y exitosas.

Por eso, creemos que el éxito empresarial dependerá cada vez con mayor fuerza, de la integración del entorno social a los negocios, e invitamos a las empresas a incorporar el desarrollo sostenible de las comunidades en el modelo de negocios, y conribuir integralmente a la promoción de comunidades sostenibles.

Todavía hay pocas mediciones sobre el retorno generado para las empresas que invierten en el desarrollo sostenible de las comunidades, pero las existentes reportan un retorno significativo. Más allá de las cifras, los hechos y lecciones reafirman el camino.

¿De qué manera se puede cambiar la idea de asistencialismo que tienen muchas organizaciones por la idea de incorporar al modelo de negocios, la promoción de comunidades sostenibles?

Desde RedEAmérica, creemos que el asistencialismo entendido como la acción de dar algo de lo que no se tiene, puede ser necesario en momentos donde se requiere la ayuda humanitaria, pero no es un enfoque de desarrollo, porque no crea corresponsabilidad y capacidades, y no genera soluciones transformadoras, profundas y perdurables. Las acciones asistencialistas no producen retornos significativos y duraderos ni para la sociedad ni para las empresas.

RedEAmérica ha invitado a fundaciones y empresas a actuar como corresponsables del desarrollo y a promover comunidades sostenibles. Una comunidad sostenible es aquella que construye democráticamente su territorio buscando un equilibrio entre aspectos económicos, ambientales, sociales, institucionales y humanos, con una perspectiva de equidad en el largo plazo.

Promover comunidades sostenibles implica por un lado, construir el desarrollo sostenible en los territorios a partir del dialogo entre múltiples actores, empresas, fundaciones, organizaciones de base y gobierno; por otro, la creación de visiones compartidas con foco en el territorio; y la gestión de alianzas para facilitar la planeación y ejecución de planes, programas o proyectos de mayor impacto, que generen un cambio en el ecosistema del territorio a largo plazo. Buscamos actuar sobre las causas y generar resultados que afecten el sistema.

La promoción de comunidades sostenibles enfatiza el desarrollo de capacidades de todos los actores del territorio, especialmente de las organizaciones de base tradicionalmente excluidas de los procesos de toma de decisiones, para así superar las asimetrías de poder y que sus voces sean tenidas en cuenta en la deliberación pública.

También enfatiza en la creación de vínculos de cooperación y confianza, y en la ampliación de valores y prácticas democráticas en las organizaciones y relaciones.

RedEAmérica además viene estimulando al sector empresarial a contribuir en la promoción de comunidades sostenibles, de forma integral no solo a través de la inversión social privada, sino también de los negocios, sus actuaciones y decisiones. La Red busca incentivar que el desarrollo sostenible de las comunidades sea incorporado al modelo de negocios.

Desde los negocios, las empresas pueden contribuir al desarrollo sostenible de las comunidades, cuando proveen productos o servicios con criterios de inclusión social, cuando incorporan criterios socio-ambientales a la operación, cuando generan valor para la sociedad a través de su red de valor y cuando contribuyen a la competitividad y sostenibilidad de su entorno.

Así mismo, cuando sus decisiones y actuaciones tienen en cuenta el interés colectivo a largo plazo, se enmarcan en la ética, y contribuyen a fortalecer la institucionalidad democrática en los territorios.

La experiencia muestra que estas contribuiciones benefician la comunidad y el entorno, y favorecen a la propia la empresa, y sus condiciones de competividad y perdurabilidad.

Para impulsar estos cambios es necesario estimular la reflexión en el sector empresarial, brindar inspiración, indicar caminos, intercambiar experiencias, preparar directivos y equipos técnicos, experimentar con prácticas innovadoras y audaces, evaluarlas y ajustarlas.

A la vez que se generan un conjunto de incentivos y un ambiente social e institucional favorable para que estas prácticas y forma de actuación ocurran.

¿Cómo conectan la promoción de comunidades sostenibles con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible? ¿Qué representan para ustedes las alianzas en este camino?

El gran desafío que plantean los ODS es avanzar hacia un desarrollo inclusivo y equitativo.

Esto no será viable si no se promueven cambios sociales, económicos y políticos en las bases de la sociedad y en los territorios, y sino se privilegia la colaboración y la articulación entre todos los actores, en un ambiente democrático.

El logro de resultados perdurables y transformaciones reales en los territorios y en la vida de las personas y comunidades, que busca la Agenda 2030, dependerá en gran medida de la forma cómo se construya la ruta para el desarrollo sostenible. Dialogo, visiones compartidas, articulaciones y cooperación entre múltiples actores son elementos de la visión de comunidades sostenibles de RedEAmérica y a la vez son aspectos esenciales para alcanzar el desarrollo sostenible, y cumplir con la Agenda 2030.