Debería México reducir emisiones de metano en plataformas petroleras | Corresponsables.com Mexico
Cemex
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Administraciones y Empresas Públicas
Sectores:
 Energía e Infraestructuras

Debería México reducir emisiones de metano en plataformas petroleras

06-02-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

La organización internacional Clean Air Institute (CAI) presentó ante autoridades mexicanas y diversos grupos de interés un estudio sobre oportunidades para reducir emisiones contaminantes en plataformas petroleras de alta mar en el Golfo de México.

Después de revisar estimaciones – calculadas por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático - sobre la emisión actual de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y Contaminantes Climáticos de Vida Corta (CCVC) en México, el CAI identificó que el sector de petróleo y gas representa 12.1% de la emisión total de dichos contaminantes.

Dentro del referido sector, la producción petrolera fuera de costa es la mayor fuente de emisiones de GEI [como el dióxido de carbono y el óxido nítrico] y de CCVC [como el metano y el carbono negro]. Estos contaminantes tienen impactos significativos sobre el cambio climático.

La quema (flaring) y el venteo de gas natural (GN) realizados por la industria petrolera en distintos procesos, representan el 77% del total de emisiones de metano del sector, lo que ubica a dichas actividades como áreas de gran oportunidad para mitigar la emisión de este contaminante.

Si bien México tuvo éxito en reducir las emisiones de metano del sector petróleo y gas durante el periodo 2008 – 2013, información oficial de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y los cálculos preliminares retomados por CAI indican que, desde entonces, dichas emisiones contaminantes se han incrementado año tras año y se encuentran en su nivel más alto desde 2010.

El estudio elaborado por CAI, apunta a visibilizar las alternativas tecnológicas que existen para que la producción petrolera de alta mar reduzca sus emisiones contaminantes y contribuya a lograr los objetivos climáticos y ambientales de nuestro país, al tiempo que cumpla también con los propósitos sociales y económicos promovidos por la reforma energética.

“A pesar de que las actividades de las plataformas petroleras de aguas marítimas están sujetas a permisos y licencias, todavía no existe una regulación específica para lidiar con sus emisiones”, indicó el Ing. Sergio Sánchez, director ejecutivo del CAI. “Esto contrasta con otros países petroleros donde están vigentes estándares que inciden en menores emisiones de metano y otros contaminantes”, continuó.

Dado que se espera el establecimiento de reglas que aborden dicho problema, la investigación de CAI confirma que actualmente existen en el mundo buenas prácticas y desarrollos tecnológicos maduros para reducir las emisiones de metano y carbono negro en la exploración, perforación y producción de petróleo y gas.

“Medidas actuales, sencillas y económicas, como son el incremento de uso de quemadores de alta eficiencia, válvulas de baja emisión y de equipos de monitoreo para detectar y controlar las fugas, son algunos ejemplos de acciones disponibles para beneficiar la protección del ambiente y la salud pública”, complementó el Ing. Sánchez.

Ante el anunciado incremento productivo de la industria, derivado de la reforma energética, resulta necesario anticipar acciones para maximizar los beneficios sociales y económicos de la enmienda constitucional y prevenir impactos medioambientales negativos.

El reporte de CAI enfatiza que ahora es el momento de concretar una regulación disciplinada sobre el metano del sector petróleo y gas, pasando por fortalecer aquellas medidas existentes sobre la producción petrolera en aguas marítimas.

“Desarrollar e implementar regulaciones efectivas para plataformas marinas, tanto existentes como nuevas, es indispensable para cumplir con las metas de mitigación de cambio climático comprometidas por el país”, subrayó Sergio Sánchez. Además, reforzar estas regulaciones también traerá consigo beneficios en salud asociados con la mejora de la calidad del aire.

Comentarios