La RSE aplicada al hogar | Corresponsables.com Mexico
Cemex
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad

La RSE aplicada al hogar

01-03-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

La Responsabilidad Social Empresarial es un tópico que desde hace varios años ronda al sector industrial en todo el mundo. Sin embargo, en 2018 debe tomar una relevancia aún mayor, debido a que la situación del planeta se vuelve cada vez más alarmante, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos, 2017 fue el segundo año más cálido registrado en los últimos 137 años. Este escenario ha llevado a cientos de corporaciones a asumir la RSE como una parte primordial en su modelo de negocio, ya que más allá de una simple tendencia, es una oportunidad.

No obstante, los valores institucionales no deben quedarse como un esfuerzo empresarial, si no deben tener como objetivo concientizar a cada uno de sus colaboradores y colaboradoras. Y de esta forma, encausar un mejoramiento en el bienestar de toda la sociedad. Por ello el área de responsabilidad social de grupo Toks, te comparte estos prácticos consejos fáciles de realizar en casa.

Almacenar el aceite de cocina: el aceite que utilizamos comúnmente para la preparación de nuestros alimentos, es sumamente nocivo para el medioambiente, por lo cual se recomienda almacenarlo, hasta tener una cantidad considerable y llevarlo a un punto de reciclaje. En cada delegación o municipio existe uno, para conocer su ubicación sólo es necesario buscar el portal web del gobierno de la localidad.

Evitar las impresiones innecesarias: en la actualidad muchas de las tareas que piden los maestros a sus alumnos, se realizan en computadora, esto causa que se impriman millones de hojas que después de ser revisadas terminarán en la basura. Por ello, acércate a los profesores y solícita enviar los deberes escolares vía mail o en papel reciclado, esto te ayudará a reducir tu producción de residuos, además de aminorar tus gastos.

Adoptar mejores hábitos de consumo: al momento de hacer las compras o decidir en donde comer, procura hacerlo en un comercio o empresa que premie la responsabilidad social, ya que esto le permitirá seguir implementando programas que beneficien al planeta, además puedes realizar acciones por tu cuenta como adquirir sólo productos en empaques reciclados y cuidando la utilización de diversos recursos, como el agua, la luz e incluso el gas.

De esta manera, si cada uno de los colaboradores lleva estas políticas a su casa, podrá convertirse en un agente de cambio positivo para su comunidad, y así mejorar el entorno de su familia y su hogar. Si bien es cierto el sector empresarial debe tener un gran compromiso con la conservación del medio ambiente, cada uno de nosotros debe adoptar una postura socialmente responsable y comprender que es una tarea compartida, ya que todos podemos generar el cambio inexcusable para conseguir el bien común.

Comentarios