ODS4. ¿Qué le duele a México? | Corresponsables.com Mexico
Cemex
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Mundo Académico
Sectores:
 Mundo académico

ODS4. ¿Qué le duele a México?

México, un país donde el 50% de la población tiene bajos recursos, ser del otro 50% es ser privilegiado, bajo esa condición, es nuestra responsabilidad con la sociedad hacer un esfuerzo colectivo para que más personas tengan acceso a una vida digna.

11-10-2019

El profesor Eder Gutiérrez, catedrático de la materia de Emprendimiento de negocios I y 2 de la Licenciatura de Mercadotecnia, detalló algunas ideas tras impartir la conferencia ¿Qué le duele a México?” en la Universidad Intercontinental (UIC) a finales del mes de septiembre, bajo el marco del evento “Del Aula a la Conciencia Social”.
 

Gutiérrez aseveró que como país nos hace falta responsabilidad social grupal en un actuar colectivo. Explicó que en México, un país donde el 50% de la población tiene bajos recursos, ser del otro 50% es ser privilegiado, y bajo esa condición, es nuestra responsabilidad con la sociedad hacer un esfuerzo colectivo para que más personas tengan acceso a una vida digna, ejerzan sus derechos fundamentales entre los más importantes la salud y la educación, y así reciban las herramientas necesarias para hacer posible que un mayor número de mexicanos participen en la vida pública, en las decisiones del país, en la democracia participativa, aportando valor, capital de trabajo, y sobre todo buenas acciones por muy pequeñas que sean.
 
El catedrático, además, hizo un llamado a los estudiantes de universidades privadas para que sean conscientes de la importancia del rol que juegan en la sociedad y se comprometan a ser competitivos, porque de esa forma la sociedad será más productiva y la economía se verá beneficiada paralelamente, con empresas nutridas de mejores elementos, e indirectamente el índice de competitividad traerá consigo mejores salarios y no por decreto como hasta ahora se busca hacer.
 
Hacer lo correcto implica ser un buen estudiante, superar a tus padres y que tus hijos te superen. Desafortunadamente no todos entienden el privilegio de entrar a una aula privada, simplemente asisten a la escuela por cumplir y no terminan aportando nada socialmente, volviéndose cómplices por omisión", comentó Eder Gutiérrez.
 
También explicó que para evitar que los alumnos permanezcan pasmados ante la realidad, es necesario que se concienticen de que los problemas sociales como la salud, nos afectan a todos y, por tal razón, es una obligación colectiva educarnos y tomar acciones para generar cambios sociales profundos. “La responsabilidad social empieza en las aulas, antes de que los alumnos se integren al mundo real en donde hay corrupción, de otra manera nos vamos a seguir quedando rezagados”, agregó.
 
En la licenciatura de Mercadotecnia de la UIC, el plan de estudios pone énfasis en la responsabilidad social empresarial y es a través de la ética la forma en la que se puede lograr este objetivo.
 
"La aplicación de la ética en los negocios es fundamental, es necesario ser honestos y no maquillar los números de la compañía, el mejor camino para encontrar soluciones en las empresas, es el correcto”, comentó el académico y detalló que de acuerdo al Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional (TI),  México ocupa el lugar número 135 en transparencia de 180 países afiliados y compartió que el ejemplo a seguir es Noruega, pues tiene muy baja percepción de corrupción en el sector público, lo  que lo convierte en un país muy atractivo para invertir. 
 
En términos de negocios, de acuerdo al ranking de Doing Business que califica la facilidad que ofrecen los países para hacer negocios, Noruega ocupa el séptimo lugar de 190, mientras que de acuerdo al índice de Desarrollo Humano que elabora las Naciones Unidas para medir el progreso de un país y que muestra el nivel de vida de sus habitantes, los noruegos son los que tienen mejor calidad de vida en el mundo.
 
Al finalizar, el Doctor Gutiérrez comentó que la concientización social inicia en los actos cotidianos y hace un llamado para que todos los días hagamos lo correcto, de esta forma podemos establecer un patrón para convertirnos en una mejor sociedad. Para cerrar la conversación, recomendó el libro de Requiem por el sueño americano de Noam Chomsky, mediante el cual podremos tener un marco general de referencia de lo que nos gustaría alcanzar como país.