Descarbonizar la agricultura, parte de la solución frente al cambio climático | Corresponsables.com Mexico
Cemex
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Farmacéutico

Descarbonizar la agricultura, parte de la solución frente al cambio climático

15-09-2022

La agricultura es uno de los principales contribuyentes al calentamiento global y representa casi una cuarta parte de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI); sin embargo, el sector también se ve afectado por el cambio climático, que impacta directamente el rendimiento de los cultivos, disminuye la productividad y por ende las ganancias de quienes trabajan el campo.
 
Este círculo interminable necesita soluciones, innovación y tecnología para entrar a una nueva era en la que la agricultura sea productiva y el medio ambiente esté protegido. La buena noticia es que la agricultura puede ser también parte de la solución. El sector puede tener un efecto positivo al devolver el carbono al suelo, ya que las plantas tienen la capacidad de absorber dióxido de carbono del aire y almacenarlo en el suelo a través de sus raíces. Esto significa que los agricultores de todo el mundo y los millones de tierras de cultivo que administran están en una excelente posición para ayudar a revertir la tendencia climática actual.
 
En este sentido, Bayer ha adoptado compromisos concretos, alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y al Acuerdo Climático de París, para ayudar a reducir las GEI a través de dos frentes: el interno, que busca alcanzar para 2030 la neutralidad climática en sus centros de operación y reducir las emisiones a lo largo de toda la cadena de valor; y el externo, con el que se intenta reducir en un 30 % los de gases de efecto invernadero en la producción de cultivos para el 2030.

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector agrícola es una causa y, al mismo tiempo, una víctima del cambio climático, por lo que debe formar parte de la solución al problema del clima. Para ello, propone algunas líneas de acción que se pueden llevar a cabo en todo el ecosistema alimentario para acelerar la transición hacia sistemas más sostenibles y verdes, entre las que destacan:
 

  1. Centrarse estratégicamente en la neutralidad del carbono: donde gobierno e iniciativa privada, puedan marcar pautas mediante políticas, estrategias y hojas de ruta. Asimismo, brindar incentivos para la adopción de tecnologías con bajas emisiones de carbono y respaldar el desarrollo de mercados del carbono transparentes y eficientes.
  2. Mejorar y normalizar los instrumentos y métodos: Se vuelve indispensable contar con instrumentos y métodos sólidos que puedan conducir a un mayor desarrollo de mercados de carbono y crear más oportunidades de financiación ecológica.
  3. Apoyar directamente a las empresas y los agricultores en su intento de descarbonización: Los incentivos y la financiación en condiciones favorables, pueden ayudar al sector privado a reducir costos, riesgos y garantizar la viabilidad de la cadena de suministro a largo plazo.
  4. Educar e informar sobre la neutralidad del carbono: el intercambio de conocimientos en todos los niveles es primordial para promover el desarrollo de cadenas de valor con bajas emisiones de carbono.

Accede a más información responsable en nuestra biblioteca digital de publicaciones Corresponsables.