ODS15. The Climate Reality Proyect resalta la importancia de la agricultura regenerativa en la producción de tequila | Corresponsables.com Mexico
Cemex
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Tercer sector
Sectores:
 Asociaciones y Colegios Profesionales

ODS15. The Climate Reality Proyect resalta la importancia de la agricultura regenerativa en la producción de tequila

La producción del licor se ha visto afectada por los cambios extremos de temperatura que ocasionan la pérdida de cultivos, además que su producción en masa ha disminuido su diversidad genética poniendo en riesgo su capacidad adaptativa a estos cambios

23-07-2021



En el marco del Día Internacional del Tequila, declarado por la UNESCO en 2006 y celebrado el 24 de julio, The Climate Reality Project alza la voz para conmemorar y preservar el ecosistema del agave y sus paisajes junto a la propuesta de aplicar la agricultura regenerativa que incrementa la biodiversidad y mejora los ecosistemas al mitigar los efectos del cambio climático y prevenir que sucedan desastres con mayor frecuencia y duración.

La producción del tequila se ha visto afectada por los cambios extremos de temperatura que ocasionan la pérdida de cultivos, además que su producción en masa ha disminuido su diversidad genética poniendo en riesgo su capacidad adaptativa a estos cambios. 

A partir de la declaratoria de denominación de origen en 1977, el tequila sólo puede ser producido gracias a la planta de agave weber azul; su composición y las condiciones climáticas influyen en el tiempo de maduración que va de los 7 a los 12 años. Sin embargo, el aumento en la demanda de esta bebida ha ocasionado cambios en su proceso de producción, el cual aumenta su oferta mediante la propagación clonal in vitro, reemplazando selvas bajas, matorrales y encinares por extensos monocultivos. 

A partir de la masificación de este método de producción, se ha descubierto que la diversidad genética del agave se encuentra muy por debajo de lo esperado para cualquier especie silvestre, poniendo en riesgo su capacidad adaptativa ante el inevitable cambio climático. Asimismo, los ganaderos y agricultores de las zonas desérticas se enfrentan a algunos de los efectos del cambio climático como la irregularidad de lluvias, sequías, degradación de suelo y escasez de agua, incrementando cada vez más las zonas desérticas incapaces de tener un cultivo o ganado.

En la misma línea, el agave azul es clave para mitigar la crisis climática; de acuerdo con Regeneration International, la planta puede extraer y almacenar el equivalente de 30 a 60 toneladas de CO2 por hectárea y son capaces de producir biomasa en el suelo. En términos económicos, al poner en peligro la industria agavera, México se arriesga a perder un fuerte ingreso económico: tan sólo en 2019 la industria generó más de 70,000 empleos y se produjeron alrededor de 351.7 millones litros de tequila; de los cuales el 70% fueron exportados, lo que equivale a un valor estimado de mil 900 millones de dólares de acuerdo al Consejo Regulador de Tequila. 

De igual forma, la captación de agua de lluvia y cuidado del agua es una solución para prevenir la falta de agua en temporada de sequía; los agricultores y ganaderos luchan por mantener sus cultivos en condiciones climáticas cada vez más extremos y prolongados, evitar el uso de pesticidas y productos químicos que contaminen el agua es una forma de cuidarla.