"Ley y responsabilidad siempre deben ir de la mano en favor de las comunidades" | Corresponsables.com Mexico
Cemex
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Abogacía

"Ley y responsabilidad siempre deben ir de la mano en favor de las comunidades"

Entrevista a Miriam Villafaña, Directora de Responsabilidad Social Corporativa de Baker & McKenzie de México.
 

23-06-2022
Miriam Villafaña, Directora de Responsabilidad Social Corporativa de Baker & McKenzie de México.

Baker McKenzie es una firma global de servicios legales, multipráctica y multijurisdiccional. Tiene presencia desde hace más de 60 años en México donde han implementado una serie de prácticas de valor para diversos sectores del país. En entrevista con Corresponsables, Miriam Villafaña, Directora de Responsabilidad Social Corporativa de Baker McKenzie de México resalta que su trabajo se enfoca en cuatro pilares: diversidad e inclusión, pro bono, servicio comunitario y el programa de sustentabilidad o cuidado del medio ambiente.
 
¿Cómo vienen trabajando la responsabilidad social en su organización?
 
Llevamos ya mucho tiempo trabajando con estos temas, incluso, antes de que estuvieran en boga y esto es -al menos- desde hace una década de manera más formal. Iniciamos trabajando en temas pro bono (para quien no esté familiarizado con el término se refiere a servicios legales gratuitos), que es la manera natural en la que inician estos temas en las firmas legales y poco a poco fuimos expandiendo nuestra perspectiva a diferentes áreas de la responsabilidad social, muy alineados al Pacto Mundial, a Cemefi, y algunos otros organismos nacionales e internacionales que van guiando nuestras acciones para guiarnos con estándares del más alto nivel.
 
Teniendo una década trabajando en ello ¿Cómo es que ustedes empiezan y deciden a desarrollar estos programas de responsabilidad?
 
No fue que un día decidiéramos empezar con una estrategia de cero, como ya llevamos tiempo trabajando estos temas llegó un momento en el cual el siguiente paso natural era formalizar estos esfuerzos mediante la creación de un área que se dedicara específicamente a desarrollar los programas de Responsabilidad Social Iniciamos siendo  pioneros en hacer un comité Pro Bono, con  un presupuesto, contar con  lineamientos claros y en paralelo, empezamos a trabajar temas de género en donde la organización -a nivel global- decidió que era momento de empezar de una manera estratégica y formal a desarrollar propuestas relacionados a temas de diversidad e inclusión, pero eso, fue hace más de una década cuando muy poco se hablaba de este tema y esas dos líneas de acción empezaron a abrirnos a otros temas como los de medio ambiente, voluntariado, después nos sumamos al Pacto Mundial, obtuvimos el distintivo de CEMEFI y participamos en otros proyectos de temas específicos que han guiado nuestras acciones y nos han permitido trabajar con nuestros grupos de interés con mayor impacto.  

¿Y cuáles son esas iniciativas o proyectos que vienen realizando dentro de su estrategia de responsabilidad social?
 
Tenemos cuatro pilares que son muy importantes. Una parte es diversidad e inclusión, luego el pro bono, servicio comunitario y finalmente el programa de sustentabilidad o cuidado del medio ambiente, de esta manera es como está conformada nuestra estructura y de cada una de ellas hay muchísimo que platicar.
 
Entonces, empecemos por diversidad e inclusión. ¿Qué nos puede decir al respecto?
 
Es uno de los temas más relevantes para nosotros y nuestros grupos de interés de acuerdo al análisis de materialidad que realizamos. E Iniciamos por el tema de género como muchas organizaciones han empezado y nos hemos dado cuenta que cuando empiezas a desarrollar el programa, vas poco a poco caminando de la mejor manera con otros tipos de inclusión. Trabajamos un diagnóstico y encontramos que uno de los puntos más estratégicos que queríamos abordar en el de las mujeres era especialmente   en el momento de tener familia pues es cuando éstas se ven en la disyuntiva de qué hacer cuando asumían demasiadas responsabilidades (laborales y familiares). Nos dimos cuenta que muchas de ellas decidieron dejar la organización para poder dedicarse al 100% a sus familias, especialmente al cuidado de sus hijos. Por ello, hace dos años creamos una política de familia y trabajo flexible en la cual otorgamos 12 semanas pagadas a hombres y mujeres, incluyendo casos de adopción, más 24 semanas adicionales para las mujeres que quisieran tomarlas. Además, abrimos la posibilidad de tiempos parciales, horarios escalonados, licencias de ausencia adicionales y trabajo remoto.  Adicional, hicimos un programa muy interesante de apoyo a la lactancia materna, el cual incluye una política al respecto, salas de lactancia en varias de nuestras oficinas y capacitación contínua. Esas fueron las acciones iniciales de más alto impacto en temas de género, pero hemos hecho otras cosas que se han ido sumando, desde luego hemos trabajado muchísimo en sensibilizaciones y en capacitación para poder ir entendiendo y conocer la importancia del desarrollo de este tipo de acciones.
 
En el 2020 lograron ser signatarios de una organización importante.
 
Localmente nos hicimos signatarios del “Women Empowerment Principles” en México y ese fue un aspecto muy relevante que nos permitió refrendar nuestro compromiso con la equidad de género y continuar  trabajando en diferentes iniciativas  al interior de la organización,  también nos dio la oportunidad de participar en en proyectos estratégicos al exterior como los ”Target Gender Equality”, y  un evento de la agenda 2030 del Pacto Mundial en donde participamos de la mesa de trabajo sobre participación económica de la mujer; este proyecto busca dar herramientas gratuitas para cualquier tipo de organización con la finalidad de ir acelerando el proceso de la agenda de género en las empresas. Igualmente hemos trabajado en proyectos muy interesantes en nuestro sector como “Abogadas MX” que está haciendo los estándares de inclusión y diversidad para firmas legales, formamos parte del consejo de “AMEDIRH ” que es la asociación más importante en la región acerca de temas de recursos humanos en la cual  estamos trabajando en el Comité de diversidad e inclusión. Realmente hemos podido hacer una serie de actividades con nuestros grupos de interés muy interesantes, de la mano con grupos de afinidad y con el apoyo de nuestro liderazgo del más alto nivel.
 
Mencionaste que son cuatro los pilares de la estrategia ¿Cuáles son estos tres restantes y que podrías contarnos de cada uno de ellos?
 
También estamos trabajando con la agenda LGTBI+, desde hace un tiempo. Una acción a resaltar es que estamos certificados por Human Right Campaign con todos los proyectos y políticas que ello implica. Igualmente estamos abordando temas de discapacidad, y recientemente iniciamos con algunas propuestas de etnicidad. Eso también ha sido interesante y cada uno de esos pilares de diversidad e inclusión, tienen grandes historias que contar.
 
En el caso del segundo pilar, Pro bono, la actividad es muy interesante y bastante alineada al Core Business de la firma. En México se está dando un movimiento en donde se ha potencializado muchísimo este tipo de proyectos; además, nos adherimos a los Estándares Pro Bono, del cual somos signatarios y revisores. Este proyecto busca estandarizar qué es un Pro bono y qué no lo es, y en México está siendo muy interesante este proceso.
 
También formamos parte de la declaración Pro bono de las Américas, desde el 2020, trabajamos con las Clearing houses  más reconocidas del país, como son: Appleseed, el Centro Mexicano Pro bono y la Fundación de la Barra Mexicana, con quienes hemos realizado gran cantidad de proyectos de alto impacto, como por ejemplo una “Guía Legal  para los micro emprendedores y emprendedores sociales” que hicimos en conjunto con el Centro Mexicano Pro bono y que trae una serie de capitulados con los temas más importantes que un emprendedor debe de conocer en materias legales y negocios.  Entre el 2020 y el 2021 hemos invertimos más de 4600 horas en asesoría y capacitación legal gratuita a OSC y a emprendedores en más de 100 asuntos, y hemos involucrado a más de 150 abogados y abogadas en este tipo de actividades.
 
El tercer pilar, servicio comunitario
 
Para nosotros. el servicio comunitario, engloba todas las actividades que no tienen que ver con servicios legales gratuitos pues otras formas de ayudar y por otro lado, en las firmas de servicios legales hay todo un grupo numeroso de gente talentosa -que no son abogados o abogadas- y por eso hemos estado impulsando mucho el servicio comunitario.  
 
Por ejemplo, uno de los proyectos de más impacto que tuvimos, en este ámbito es la construcción de dos casas que hicimos de la mano con la Asociación "Construyendo" a raíz del sismo del 2017, ahí tuvimos alrededor de 40 voluntarios y estuvimos trabajando en las comunidades de Ocuilan en el Estado de México en la construcción de dos casas para familias que perdieron las suyas debido al sismo. Fue un proyecto muy bonito y queríamos seguir trabajando más, pero llegó la pandemia y  nosotros, como todas las organizaciones que tienen programas de voluntariado nos tuvimos que transformar 180 grados para ver cómo podíamos seguir haciendo voluntariado desde casa y así es como nació nuestro proyecto de “Acortando distancias” el cual ha sido pionero, porque hemos podido trabajar desde el inicio de la pandemia con asesorías gratuitas a asociaciones de la sociedad civil, sobre todo en la parte administrativa para poder apoyar sus programas de difusión, recaudación de fondos,  entrenamientos y muchas otras actividades interesantes como círculos de lectura y talleres, dando más de  300 horas de voluntariado a la fecha.
  
¿Y el cuarto pilar?
 
El cuarto pilar es el de sustentabilidad o sostenibilidad, aquí hemos tenido la oportunidad de participar en una serie de iniciativas que surgen de nuestra Política Global de Sustentabilidad y asumimos nuestra responsabilidad compartida de proteger el medio ambiente, colaborando en muchos esfuerzos nacionales e internacionales para poder tener y promover prácticas comerciales sostenibles, incluidas todas aquellas contra el cambio climático y que es un tema urgente que debemos atender y en el que todos tenemos que comprometernos con ello.
 
Uno de los programas más importantes de la firma se llama “Be Green y se trata de un sistema de gestión ambiental que busca integrar la sustentabilidad de nuestras operaciones y prácticas comerciales de todos los días. Este programa consta de dos grandes bloques que consisten, por un lado, en la medición de nuestra huella de carbono pues es  el punto de partida para poder  mitigar y, compensar nuestra huella y posteriormente  el desarrollo de estrategias  a través de diferentes módulos en donde trabajamos con temas muy importantes para nuestro sector, como es el manejo del papel, el carbono, reuniones bajas en emisiones, manejo de residuos inteligentes, viajes bajos en emisiones.
 
Con estas y otras acciones nos hemos propuesto  reducir alrededor del 92% de nuestro consumo global de energía para el 2030, esa es la meta. También otra de nuestras metas es desarrollar realmente una estrategia muy sólida para disminuir las emisiones de viajes aéreos comerciales y estamos reportando nuestras emisiones a Carbon Disclosure Project a partir del 2020, 
 
¿De qué manera vienen difundiendo su estrategia y que tan importante es la comunicación de la responsabilidad social?
 
Es muy relevante la comunicación, porque al principio de nuestra gestión de responsabilidad social -hace ya varios años- estábamos haciendo una serie de acciones que nadie conocía y nos dimos cuenta de la gran importancia que tiene el comunicar nuestras acciones. Por ello  empezamos a hacer un informe de responsabilidad social, este informe fue el primero en el sector legal y representa el transparentar nuestras acciones, difundir lo que hacemos y ver si eso podía ayudar a crear comunidad. A partir de ese entonces, hemos estado haciendo informes periódicos y estamos a punto de sacar el tercero. Estos informes han estado alineados al requerimiento del Pacto Mundial para poder integrar los ODS en nuestro informe y que son parte de nuestra estrategia en estar alineados a la agenda 2030. Además, internamente tenemos un boletín mensual y hacemos una serie de publicaciones  en nuestras redes sociales, de eventos importantes así como mucha difusión de los proyectos que estamos haciendo con Cámaras de Comercio, asociaciones, universidades, escribimos artículos, entre otros esfuerzos. Creemos que es muy relevante estar conversando de este tema, compartiendo mejores prácticas, entendiendo como nos podemos sumar los diferentes actores para potencializar los resultados.
 
Para potenciar los resultados y que otras organizaciones puedan hacer lo mismo, porque al final estamos buscando tener un mundo mejor, ¿cómo considera la situación actual de la responsabilidad social en México, cuáles son las barreras que percibe y cuáles son esos desafío que ven a futuro?
 
En México, somos muy afortunados pues  el tema ha estado teniendo mucho más impulso de lo esperado. Yo he visto que en los últimos años, lo que era un esfuerzo que se inició incipientemente se ha ido fortaleciendo poco a poco hasta que hoy ya muchas de las grandes organizaciones están poniendo foco de atención en estos temas.. Yo tengo muchos colegas en otras empresas y he visto como la pandemia ha planteado desafíos muy relevantes , aun así creo que hemos tenido grandes logros y que hemos podido exponenciar el crecimiento de la responsabilidad social en las organizaciones. Creo que otro de los grandes desafíos es para pequeñas y medianas empresas que tal vez no tengan los recursos o los conocimientos para desarrollar este tipo de programas y, por lo cual  debemos apoyarlas , me parece  que ese es un esfuerzo que estamos haciendo entre muchos para poder ir acercando a las organizaciones más pequeñas hacia esta meta.

Escucha la entrevista completa aquí.