ODS9. Visionaris – Premio UBS al emprendedor Social | Corresponsables.com Mexico
Cemex

ODS9. Visionaris – Premio UBS al emprendedor Social

Los cuatro finalistas de este año están resolviendo problemas sociales a través de enfoques innovadores

02-09-2019
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Organizado desde 2004 en México, Visionaris – Premio UBS al Emprendedor Social se define como un pilar de su plataforma filantrópica en América Latina. Conocido por ser un intermediario financiero, UBS busca ir más allá tendiendo un puente entre programas innovadores de cambio social y las personas que tienen los fondos para apoyar este tipo de soluciones.

Fue hace 16 años que UBS, en alianza con Ashoka, una ONG internacional que apoya a emprendedores sociales alrededor del mundo, comenzó a organizar este premio al emprendedor social, al cual se ha añadido recientemente como colaborador la firma de consultoría PwC. Este año los 4 finalistas son: Daniela Ancira - La Cana de la Ciudad de México, Manuel Martínez - La Mano del Mono con sede en Chiapas, Tomás Pérez - Colectivo Tomate de Puebla y Greta Ríos – Ollín de la Ciudad de México.

La Cana es un híbrido entre empresa social y fundación que trabaja con mujeres en prisión, con la finalidad de mejorar su calidad de vida y lograr su reinserción en la sociedad, esto en tres penales del Estado de México: Barrientos, Ecatepec y Neza Sur y en el centro de Santa Martha Acatitla en la Ciudad de México. De ganar, el aporte lo utilizarán en los estudios y acciones necesarias para garantizar que la propuesta de regulación responda a las necesidades de las personas privadas de la libertad.

Mediante el arte, Colectivo Tomate pretende promover herramientas de diálogo, vinculación, cultura de paz, participación ciudadana, generación de confianza y fortalecimiento económico. Su principal proyecto social-artístico-comunitario, “Ciudad Mural”, busca la recuperación de espacios urbanos. Su propósito es generar interacción entre los habitantes a través de la creación colectiva de murales que narren las historias propias de la comunidad mostrando su identidad. Con el premio buscan fortalecer capacidades del equipo de trabajo comunitario del Colectivo Tomate mediante la capacitación del mismo.

La Mano del Mono fortalece medios de vida sustentables de comunidades rurales e indígenas asociadas a áreas naturales protegidas a través de un modelo que combina turismo de naturaleza, educación vivencial y negocios sociales para crear alianzas estratégicas para la conservación y el desarrollo local en México. Si resultan ganadores, el premio lo van a utilizar para invertir en el desarrollo de la Plataforma Market Ready, integrando autoevaluaciones para empresas sociales en destinos de México y en el desarrollo de indicadores de impacto en medios de vida sustentable.

Ollín es una asociación civil trabaja para generar un México con instituciones sólidas y ciudadanos capaces de transformar su realidad a través de la participación ciudadana. En caso de resultar ganadores, utilizarán los recursos del premio para becar la formación de los alumnos de 3 escuelas públicas en el proyecto de capacitación en políticas públicas.

El tema de esta edición es “Buscando un cambio sistémico”, que tuvo la finalidad de identificar emprendimientos sociales que estén generado un impacto social probado y que estén desarrollando esfuerzos colaborativos para lograr un cambio sistémico.

Al respecto, Kai Grunauer, director ejecutivo del equipo de Filantropía en UBS, señaló que: “En los últimos años los emprendedores sociales han conseguido cambios positivos en diversas áreas sociales, tales como educación, salud e inclusión económica. No obstante, muchas veces sus ideas no consiguen consolidarse, ser escaladas o perdurar en el tiempo. Por ello, es necesario identificar y promover iniciativas que procuren un cambio sistémico, para que toda una colectividad pueda experimentar mejoras substanciales y sostenidas en sus vidas”. 
 
La etapa final de Visionaris se llevará a cabo el próximo 6 de septiembre. El ganador recibirá la cantidad de veinticinco mil dólares, para ejecutar el modelo de cambio sistémico planteado en la candidatura. Cada uno de los otros tres finalistas recibirá la cantidad de cinco mil dólares.